Aunque el hecho de trabajar en Correos en 2018 es una bendición para muchas personas, hay otras que pasan olímpicamente de aquello. Mejor quedarse en el sillón a la espera de mejores oportunidades, pensarán.

Pero, ¿qué pasa si trabajar en Correos en 2018 es el punto de inflexión en una sólida carrera como profesional? Muchas son las ventajas que señalan los trabajadores de Correos que han entrado gracias a su participación en las oposiciones.

Por tal razón, hoy queremos hablar precisamente de eso. De las motivaciones y de las razones por las que deberías, al menos, inscribirte y participar en las oposiciones de Correos 2018. Claro, con el fin único de entrar a la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A.

Porque cada vez hay más plazas vacantes

Como bien debes conocer, cada año en España se abren convocatorias a oposiciones de todos los tipos y colores, y en muchas instituciones diferentes del Estado. Pero si hay una que se presenta como una oportunidad importante para los que aspiran a conseguir un buen trabajo para el 2018, esa es, precisamente, las oposiciones de Correos.

Y es que las oposiciones de Correos, a diferencia de otras que se realizan a nivel nacional, tienen la particularidad de tener una cantidad grande de plazas vacantes. Siempre ha sido así, y con el correr de los años la cantidad de plazas sigue creciendo.

Con decir que, este año, serán casi 2.500 plazas las que estarán abiertas mediante oposición, y por las que podrás aspirar si te decides a inscribirte a las oposiciones de Correos 2018.

Cada vez hay más plazas, por supuesto. Y cada vez hay más personas deseando ocuparlas. Sin embargo, y como dato curioso, mientras las cifras de plazas convocantes ascienden, la cantidad de aspirantes por plaza desciende.

Esto, en teoría, significa que “cada vez hay más oportunidades”.

Porque es un trabajo estable y cerca de ti

Más allá del fenómeno del desempleo y de las cifras de paro que son realmente escandalosas en el país, hay otro fenómeno que poco o nada tiene de detalle: la emigración interna.

Es decir, las personas que viajan a otras ciudades del mismo país en busca de un lugar para trabajar.

A veces, es un sacrificio que no todos pueden permitirse hacer. Si este es tu caso, debes saber que con las oposiciones a Correos tienes la oportunidad de formar parte de una empresa que tiene oficinas casi en todo el país, por lo que posiblemente no tendrías que cambiar de residencia para poder trabajar.

Sino que, simplemente, estando atento a las fechas de convocatoria de tu región, deberás inscribirte y participar. De esta manera, tendrás un trabajo estable como los que más, y muy cerca de tu residencia habitual.

Actualmente, son pocas las oportunidades que se presentan con tantos beneficios. Menos, considerando la calidad del mercado laboral actual, y la poca sensación de estabilidad que este proporciona para los que trabajan día tras día.

Porque es fácil cumplir con los requisitos

Para poder participar en las oposiciones de Correos en 2018, es necesario cumplir una serie de requisitos. Para inscribirte, necesitarás pagar a la empresa, a través de su página oficial, una tasa de inscripción de aproximadamente 10 euros.

Del resto, los requisitos son muy básicos, por lo que la mayoría de los aspirantes podrán cumplirlos a cabalidad y sin ningún tipo de esfuerzo.

En resumen, los requisitos serían estos:

  • Ser mayor de 18 años y menor de la edad de jubilación vigente.
  • No estar inhabilitado para trabajar en empresas del sector público.
  • Demostrar experiencia o titulación académica específica para el puesto al que quiere presentarse como opositor.
  • No tener ningún impedimento físico y mental para desarrollar las labores inherentes al cargo al que aspira.

Y poco más que eso. Si cumples con estos requisitos, fácilmente te puedes inscribir en las fechas que la página oficial de Correos reseñe. Normalmente es a finales de octubre, pero más vale estar precavidos y revisar constantemente la página oficial en busca de las fechas de convocatoria publicadas.

Debes saber que cada provincia tendrá una fecha distinta para las inscripciones y para la presentación de las pruebas.

Como ves, requisitos muy fáciles de cumplir.

Porque las pruebas son fáciles de dominar

No. No estamos sugiriendo que sea fácil pasar las pruebas y quedar dentro de la plantilla de trabajo de Correos.

Pero, el temario de las oposiciones de Correos no es tan complicado como otros de otras oposiciones, y las pruebas son fáciles de asimilar.

En total, las pruebas de las oposiciones de Correos son 3. Una teórica, con un test de 100 preguntas que responderás con el contenido que hayas estudiado del temario; un examen médico que verifique que no tendrías ningún impedimento para llevar a cabo tus tareas; y finalmente una prueba de méritos, donde evaluarán tus titulaciones, cursos realizados, experiencia y dominio de idiomas.

Lo último, has de saberlo, no es obligatorio y lo que realmente tiene un valor determinante en los aspirantes es el resultado o la calificación de la prueba teórica.

Por tanto, se trata de uno de los sistemas de evaluación más claros y fáciles de asimilar de entre tantos que existen en las oposiciones que se realizan en España. Y tampoco es que el trabajo sea peor que los demás, por lo que todo pareciera traducirse en ventajas.

Así las cosas, deberías comenzar a buscar el temario de correos desde ahora mismo.

Encontrarás más motivaciones

Es muy raro que todas las personas encuentren las motivaciones necesarias antes de realizar algo. Es después de haber comenzado a caminar que consiguen la valentía para seguir adelante.

Del mismo modo pasa aquí. Quizás no te llame la atención participar, pero conforme vayas descubriendo información, sabrás que trabajar en Correos puede ser una oportunidad que pasa una única vez en la vida, y que quizás luego te haga extrañarle.

Las demás motivaciones, aparte de las mencionadas, de seguro que las irás consiguiendo en el camino, conforme vayas averiguando más información.