La nación caribeña es uno de los destinos preferidos por los europeos, actualmente. Cuba, sobre la cual se sembrarán quizá el mayor número de prejuicios dentro de los países caribeños, es uno de los mejores lugares para darse un chapuzón de historia, cultura y sabor.

Cuba, medida en metros cuadrados, se nos quedará acaso chica. Pero para visitarla no la tendrás fácil, porque el sistema de transporte es de la misma edad que las fachadas de sus casas; y para conocerla tendrás que darte la vuelta por cada esquina, ya que cada 3 pasos encontrarás alguna razón para detenerte y disfrutar. Eso es Cuba. Y esto es lo que no debes perderte.

Las playas y las calas

Dos lugares, principalmente, encontrarás en toda la isla para disfrutar de las playas más idílicas de las que tu mente tenga idea.

Se trata de Varadero –acaso el destino más popular de Cuba- y Los Cayos, un lugar repleto de idílicas y solitarias playas, donde sólo los turistas pueden acceder –por razones de disponibilidad, más que nada-.

En ambos lugares podrás encontrar lugares en los que disfrutar de las bebidas nacionales de Cuba (Havana Club, principalmente) y recorrer metros de arenales desiertos, pero cubiertos de historia.

En Los Cayos, sobre todo, el número de turistas supera con creses al número de nacionales. Ahora bien, esto también influye directamente en los servicios ofrecidos: tendrás que llevar la mayoría de las cosas que quieras consumir, pero a cambio tendrás un espacio casi virgen donde disfrutar en familia.

Lugares anclados en el tiempo

En 1860 la ciudad de Trinidad se fue a dormir. Y como bien saben los cubanos, todavía no se ha despertado. En este lugar de Cuba tendrás el mayor choque cultural que se pueda imaginar. La ciudad está prácticamente idéntica a la que fundaron los colonizadores hace ya varios cientos de años, y la gente tiene un estilo de vida que te hará si acaso dudar de que el tiempo en realidad exista.

Santiago de Cuba es otro de esos lugares que parece haber quedado en stand by. Aunque, en comparación con Trinidad, es más moderna. Es la segunda ciudad en importancia de Cuba, después de La Habana, y también es la mayor ciudad de jineteros (personas que intentan aprovecharse de los turistas para sacarles dinero).

Finalmente, La Habana –la capital y foco turístico por excelencia- y Cienfuegos –la más europea de todas las ciudades, fundada por un emigrante francés-, son otras ciudades que debes conocer, sí o sí.